7 ejercicios prácticos para hacer presupuestos persuasivos que vendan más

7 ejercicios prácticos para hacer presupuestos persuasivos que vendan más

Cuando tenemos que escribir un texto, bien sea la página de contacto en nuestra web, un artículo en nuestro blog, o al hacer presupuestos, queremos conseguir algo.

En unos casos será que nos lean o conseguir usuarios y, en otros, querremos vender.

Y para conseguir cualquiera de estos objetivos necesitamos apoyarnos en la escritura persuasiva.

¿Qué es un texto persuasivo y cómo puede beneficiarte?

Al contrario de lo que muchas personas piensan, el objetivo de escribir textos persuasivos es inducir o mover a alguien (con argumentos, claro) a creer o a hacer algo.

Para que quede más claro:

El objetivo de persuadir a alguien es intentar convencerlo con argumentos para hacer o creer algo. Quieres provocar una “acción”.

Pero, eso sí, la finalidad de estos textos NUNCA será la de manipular o engañar a nadie. Que quede claro.

Esta técnica de escritura se utiliza constantemente en el ámbito de la publicidad y el marketing. De hecho, si te fijas, puedes encontrar montones de webs, blogs y anuncios en redes sociales escritos con textos persuasivos que invitan a la acción; te dan ganas de seguir leyendo y saber más sobre esa persona o marca.

El objetivo de los textos persuasivos nunca será la de manipular o engañar a nadie. Click Para Twittear

Por tanto, es muy importante aprender las técnicas básicas de escritura persuasiva y aplicarlas en tus presupuestos online. De esta manera, intentas convencer a tu cliente —siempre con argumentos— a que dé el siguiente paso y quiera trabajar contigo.

¿Quieres saber cómo hacer presupuestos persuasivos para ganarte a tu cliente? ¡Pon en prácticas estas 7 técnicas!

¿Quién dijo que no era posible hacer presupuestos que conecten con tu cliente? Toma nota y pon en práctica desde ya estos ejercicios de escritura persuasiva.

Define un objetivo

Sin duda, este paso es la base sobre la que se sustentan todas las demás técnicas. Es más, el punto de partida para escribir cualquier texto, no solo propuestas.

Como es obvio, el primer gran objetivo de una propuesta para un proyecto es que el cliente quiera trabajar contigo. Pero además, podrías tener objetivos complementarios, como por ejemplo establecer una relación a largo plazo, dejar patente tu posición como referente de tu sector…

Para escribir textos persuasivos tienes que definir un objetivo y saber a quién te diriges. Click Para Twittear

Sin embargo, en otras circunstancias, tu objetivo puede ser cortar la relación con un cliente tóxico que te está haciendo la vida imposible.

Otro factor a tener en cuenta es, además del qué quieres contar, es el quién. No es lo mismo hacer un presupuesto para una empresa siderúrgica, que escribir una propuesta para una empresa de diseño web.

Por tanto, tienes que definir muy bien el tipo de cliente para el que escribes el presupuesto.

Ataca sus puntos de dolor y habla del beneficio

Los puntos de dolor de tu cliente son la razón por la que te ha pedido que le hagas un presupuesto. Así que asegúrate de dejar bien claro que entiendes sus problemas.

Además, no te olvides de hablar del beneficio directo que va a conseguir con la solución que le propones.

Es este post de la página de Facebook de Jose Mark, experto en Facebook Ads y profesor en Udemy, puedes ver cómo utiliza este recurso para llamar la atención de los usuarios para que hagan click en el vídeo.

7 ejercicios prácticos para hacer presupuestos persuasivos que vendan más

Utiliza verbos que motiven la venta

Para captar la atención del cliente, trata de utilizar verbos que le inviten a “hacer algo” y lo acerquen a la venta. ¿Recuerdas? Ese es nuestro objetivo.

Para explicarte mejor este punto, te recomiendo que leas este artículo de Rosa Morel, experta en redacción persuasiva.

Además de explicar perfectamente qué son los verbos de acción en la redacción persuasiva orientada a la venta, encontrarás una infografía con 32 verbos que puedes utilizar en tus presupuestos.

Empatiza con tu cliente y anticípate a los peros

No todos tienen la capacidad emocional de empatizar con ciertas personas o situaciones. Y esta aptitud es crítica a la hora de redactar textos persuasivos para una web o al hacer presupuestos.

Una buena forma de empezar a empatizar con tus clientes es anticiparte a los posibles peros u objeciones que te puede presentar.

Al actuar de manera proactiva, demuestras al lector que realmente entiendes su problema o punto de dolor.

Encuentra tu tono de voz propio para conectar con el cliente

A grandes rasgos, tener un tono de voz propia es escribir de una forma personal y única, de tal manera que ayude a conectar con el cliente de forma rápida. Es la chispa —qué escribes y cómo lo expresas— que hace que tus textos sean únicos y reconocibles.

Gracias al tono de voz consigues poner un poco de ti o de tu negocio en el presupuesto, lo que hará que tu cliente se meta de lleno en la lectura.

El tono de voz es esa chispa que hace que tus textos sean únicos y reconocibles. Click Para Twittear

¿No tienes un tono de voz definido y quieres escribir presupuestos que emocionen? Con estos sencillos tips conseguirás hacer presupuestos que conecten.

Cúrrate el diseño para hacer un presupuesto online atractivo

Nuestra recomendación es que intentes diseñar un presupuesto que estéticamente sea bonito de ver.

Por ejemplo, puedes añadir imágenes y vídeos para dinamizar el texto y que el presupuesto sea agradable de leer.

Además, siempre que utilices un programa para hacer presupuestos que te lo permita, puedes utilizar colores y tipografías corporativos para hacer presupuestos más profesionales.

¿Quieres ahorrar tiempo al hacer tus presupuestos? Elige una de nuestras plantillas prediseñadas 100% personalizables.

Añade una prueba social de calidad

Una buena forma de persuadir a tus clientes al hacer presupuestos es aportar pruebas de que has ayudado a más clientes con ese mismo problema.

Investiga con cada cliente qué tipo de caso de éxito te conviene añadir a la propuesta, y no te olvides de incluir:

  • Testimonios del propio cliente al que has ayudado anteriormente
  • Añadir datos y resultados que demuestren tu éxito
  • Beneficios que consiguió tu cliente tras ayudarle

 

Y tú, ¿qué técnicas utilizas para hacer presupuestos persuasivos? ¿Crees que son útiles los consejos que te recomendamos? ¡Déjanos un comentario!

Quizá también te interese...