¿Quieres aumentar la productividad de tus empleados y su compromiso con la empresa? ¡Prueba con estas iniciativas!

¿Quieres aumentar la productividad de tus empleados y su compromiso con la empresa? ¡Prueba con estas iniciativas!

En Quoters nos gusta ayudarte. Por eso, además de ayudarte a hacer mejores presupuestos, también nos gusta ofrecerte diferentes consejos para que mejores la productividad en tu entorno empresarial.

Puedes pensar que la responsabilidad de que tus trabajadores sean más o menos productivos en su trabajo es asunto suyo, exclusivamente. Lo cierto es que, como empleador, puedes promover una serie de prácticas que ayuden a mejorar esta característica, a la vez que tu empresa se ve beneficiada.

¿Quieres saber cómo? ¡Sigue leyendo!

Incluye vegetación en tu espacio de trabajo

¿Eres de esas personas a las que se le mueren hasta los cactus? ¿Prefieres unas bonitas flores de plástico de IKEA? ¡Abandona ya esa costumbre! Incluir un espacio verde en tu oficina hará que la productividad de tus empleados aumente, por lo que tu negocio se verá gratamente beneficiado.

Y si no, ¡mira!

Según el estudio The Relative Benefits of Green Versus Lean Office Space: Three Field Experiments y publicado por la Asociación Americana de Psicología, “un entorno de trabajo verde es siempre más agradable para los empleados, más propicio para la concentración y productivo para la empresa, que un espacio sobrio y sin plantas”.

De hecho, en la investigación descubrieron que las oficinas con vegetación aumentaban la productividad de los trabajadores un 15%.

Y esto no es todo.

Además de incrementar la productividad, las plantas tienen un efecto purificador del aire. O al menos eso se concluyó en un estudio realizado por la NASA en 1989 y liderado por el investigador Bill Wolverton.

En la investigación se explica que no todas las plantas lo hacen con la misma eficacia, porque unas filtran las sustancias contaminantes mejor que otras.

Entre las plantas que demostraron filtrar el aire de manera eficaz se encuentran:

  • Lengua de tigre o Sanseviera trifasciata. Si eres una persona poco cuidadosa, esta es tu planta. Necesita poco riego; de hecho, se recomienda que la tierra se seque antes de volver a regar. Esta planta de interior soporta temperaturas máximas de entre 16 y 21ºC, y mínimas de 7ºC. Eso sí, necesita mucha luz.
  • Ficus benjamina o Matapalo. Esta clase de ficus es un clásico de las plantas de interior. Necesitas zonas muy luminosas, pero sin sol directo. Debe conservarse a una temperatura entre 13 y 24ºC y debe de regarse dos veces por semana en verano, y cada 8 días en invierno.
  • Hiedra o Hedera helix. La hiedra puede situarse tanto en interior como en exterior. La temperatura ideal de buena conservación es de 13 a 18ºC, aunque aguanta mínimas de hasta -1 y 0ºC. Necesita espacios luminosos o muy luminosos, aunque nunca con sol directo. Además, tiene un riego moderado.

¿Necesitas más razones para incorporar plantas en la oficina?

Incorpora políticas de horarios flexibles

¿Piensas que esa “moda hipster” de entrar en la oficina a cualquier hora es solo para empresas como Google y Airbnb? ¿Crees que al implantar horarios flexibles la productividad de tus empleados caerá en picado?

¡Nada más lejos de la realidad!

Implantar una política de horarios flexibles entre tu plantilla no solo les beneficiará a ellos, sino que tú también podrás sacarle partido.

Uno de los claros beneficios de adoptar esta costumbre es la facilidad de conciliar la vida familiar y laboral para los trabajadores. Sin embargo, no parece ser una práctica muy habitual en la empresas españolas, porque según un estudio realizado por el Instituto de Política Familiar en 2015 “8 de cada 10 personas consideran que los horarios son muy estrictos y que deberían ser más flexibles”.

Es más, España es uno de los países de la Unión Europea con menor flexibilidad laboral, según datos de la OCDE.

¿Quieres aumentar la productividad de tus empleados y su compromiso con la empresa? ¡Prueba con estas iniciativas!

Además del equilibrio familiar – laboral, la flexibilidad horaria tiene un impacto positivo en la productividad de los trabajadores. A esa conclusión se ha llegado en la investigación llevada a cabo por el organismo CIPD en 2016, en la que se demostró que “implementar horarios flexibles aumentaba el compromiso y la motivación en la plantilla”.

Además, el estudio lo deja claro: “los beneficios de este tipo de horario van desde una mayor implicación hasta un mejor rendimiento de los los empleados”.

¿Sigues creyendo que mejorar los horarios de tus trabajadores es solo para empresas como Google?

Convierte tu empresa al wellness

Desde hace algunos años, la tendencia de implantar en nuestro país programas para mejorar el bienestar de los trabajadores ha ido en aumento —en Estados Unidos o Argentina nos llevan la delantera—.

Los empleadores tienen el poder de promover prácticas que ayuden a mejorar la productividad de los trabajadores. Por ejemplo, horarios flexibles y hábitos saludables. Clic para tuitear

La razón:

Según La Red de Empresas Saludables española “las personas saludables y felices son más productivas, permanecen el doble de tiempo en sus tareas, tienen un 65% más de energía y una mayor vinculación con su empresa”.

Por tanto, el wellness o bienestar corporativo consiste en mejorar la salud y los hábitos de vida de los trabajadores de forma integral, con el fin de que estén más sanos y aumente su productividad.

Entre los beneficios que tiene para la empresa implantar políticas que promuevan los hábitos saludables están:

  • Mejora la capacidad de decisión de los trabajadores
  • Mejora el rendimiento y la productividad
  • Aumenta la satisfacción de los trabajadores
  • Reduce el absentismo laboral
  • Empresa más atractiva para captar talento
  • Aumenta el compromiso de los empleados con la empresa

Y tú, ¿qué medidas tiene tu empresa para que tus empleados sean más productivos y tu empresa gane más?

Quizá también te interese...