De freelance a autónomo: ¿qué es la cuota de autónomos y la base de cotización?

De freelance a autónomo: ¿qué es la cuota de autónomos y la base de cotización?

Ser autónomo no es fácil. No te cuento nada nuevo.

Cuando te haces emprendedor parece que todo se te pone cuesta arriba. Nadie te explica muchos de los conceptos básicos que necesitarás conocer a la perfección. Bueno, ni de los conceptos, ni de los procedimientos, ni de los papeles que tienes que presentar, ni de los…

Si eres un autónomo con experiencia, este artículo te va a aportar pocas novedades. En cambio, si eres emprendedor desde hace poco, este post es para ti.

Hoy abordaremos dos conceptos básicos que debes tener muy claros porque te afectan como autónomo: la cuota de autónomos y la base de cotización.

Post recomendado: Cómo se calcula el precio por hora de un autónomo

¿Qué es la cuota de autónomos?

La cuota de autónomos es una cantidad de dinero que debes pagar a la Seguridad Social por la realización de tu actividad económica.

La cuota de autónomos es una cantidad de dinero que debes pagar a la Seguridad Social por la realización de tu actividad económica. Clic para tuitear

¿De dónde sale el cálculo de la cuota de autónomos?

La cantidad que debes pagar a la Seguridad Social sale de aplicar un porcentaje a la base de cotización. Este porcentaje se llama tipo, y para los autónomos ordinarios es de:

  • Tipo con Incapacidad Temporal (IT):
    – 29,80%
    – 29,30% con cese de actividad (es decir, para poder cobrar el paro) o con Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales (AT y EP)
  • Tipo sin IT: 26,50%

Por tanto, la cuota que debas pagar como autónomo dependerá de tu base de cotización.

** Si haces click en este enlace, puedes consultar la página de la Seguridad social donde se indican todos estos datos.

¿Qué es la base de cotización?

Para explicarlo de forma sencilla, podría decirse que la base de cotización es el “sueldo teórico” que va a tener un autónomo. Pero cuidado, este concepto se debe quedar solamente en eso, una aproximación.

¿Por qué?

Como bien sabes (y sufres), un autónomo nunca sabe a ciencia cierta cuánto va a cobrar al mes, ya que no tiene una nómina. Por lo tanto, nunca va a saber su sueldo.
Y por este motivo, la ley establece una base de cotización mínima y una máxima, que para este año es de 919,80 €/mes y 3.751,20 €/mes, mínima y máxima respectivamente.

Conviene mencionar que hay ciertas particularidades que debes tener en cuenta, según el tipo de autónomo que seas.

Autónomos societarios

Un autónomo societario es un trabajador por cuenta propia que pone en marcha (solo o con otros socios) una empresa del tipo Sociedad Mercantil. Por norma general, esta empresa tiene una cierta dimensión y cuenta con un número mayor de trabajadores.

La ley establece que la base de cotización para los autónomos societarios es la misma que para los trabajadores del Grupo I del Régimen General. Y son: ingenieros, licenciados y personal de alta dirección no incluido en el artículo 1.3.c) del Estatuto de los Trabajadores.

Por tanto, la base mínima es de 1.199,10€ y la máxima de 3.751,20€.

Post relacionado: Pacto de socios: descubre por qué necesitas uno en tu empresa

Trabajadores por cuenta propia agrarios

Cabe destacar que este grupo de trabajadores cuenta con tipos y bases de cotización distintos al resto de autónomos.

Para 2018, la base mínima para este grupo es de 919,80€ y la máxima de 1.103,70€. Los tipos que se han fijado son:

  • 18,75%: Cuando la base esté comprendida entre 919,80 y 1.103,70 euros mensuales.
  • 26,50%: Si cotiza por una base superior a 1.103,70 euros mensuales, la cuantía que exceda.

Además, si desean una mejora voluntaria por contingencias comunes e incapacidad temporal, deberán añadir un 3,30% o un 2,80% si se acoge al sistema de protección por contingencias profesionales o por cese de actividad.

¿Para qué sirve la base de cotización?

Aunque todos tenemos en la cabeza que la base de cotización sirve principalmente para calcular la jubilación, lo cierto es que también se utiliza para calcular otros conceptos como las bajas o el paro de los autónomos.

Es decir, al igual que un trabajador con nómina, recibirás un porcentaje de dicha base si te encuentras en una situación de baja o si pasas a situación de desempleo.

La base de cotización no solo se sirve para calcular la jubilación. También se utiliza para calcular otros conceptos como las bajas o el paro de los autónomos Clic para tuitear

¿Qué base base me conviene elegir?

El tipo de base por la que tienes que cotizar dependerá de tus necesidades, volumen de trabajo y situación personal.

Por ejemplo, no sería una estrategia muy recomendable tener un nivel de facturación mensual alto de 3500€ y cotizar por la base mínima de 919,80 €. Si todo va bien y no necesitas coger una baja, cobrarás bastante al mes. Pero si no es así, la compensación que cobrarás se calculará teniendo en cuenta tu base de cotización.

Ten en cuenta que, ademés, hay límites a la hora de modificar tu base de cotización para garantizarte una pensión digna: 47 años. Es decir, los últimos 20 años de tu actividad laboral como autónomo no podrás modificar tu base de cotización.

Si no tienes muy clara tu situación, tienes la posibilidad de cambiar hasta 4 veces la base de cotización al año, medida que se ha incorporado en la nueva Ley de Autónomos. Los plazos son:

  • Del 1 de enero al 31 de marzo
  • Entre el 1 de abril y el 30 de junio
  • Del 1 de julio al 30 de septiembre
  • Entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Eres un autónomo con experiencia y quieres añadir algo? ¡Te esperamos! 😉

 

Artículo escrito en colaboración Servintegra, asesoría fiscal, mercantil y contable.

Quizá también te interese...