Dudas resueltas para freelance y empresas: ¿Son deducibles los gastos de cestas de Navidad y cenas de empresa?

Dudas resueltas para freelance y empresas: ¿Son deducibles los gastos de cestas de Navidad y cenas de empresa?

La Navidad ha llegado. En tu empresa o coworking (si eres freelance), ya se nota el olor a espumillón y polvorones. Es más, puede que se haya dejado ver algún regalito que otro. ¿Eres de los que obsequia a sus trabajadores con cestas de Navidad? ¿O sueles invitarles a una buena cena de empresa?

Sea como fuere, tu gratitud y buen hacer para con tus empleados tienen ciertas obligaciones fiscales. Bien seas un freelance que haya creado una sociedad o empresa, tienes el deber de declarar estos regalos de Navidad para cumplir a efectos fiscales con la Agencia Tributaria.

¿Cómo desgravan las cestas de Navidad en el impuesto de sociedades?

Para empezar, comenzaremos diciendo que según el artículo 15 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, los donativos y liberalidades son gastos no deducibles. Sin embargo, no se incluyen en este apartado los gastos por atenciones a clientes o proveedores ni los que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa.

Puedes deducir el gasto de las cestas y cenas de Navidad en el Impuesto sobre Sociedades si forman parte de la costumbre de la empresa. Clic para tuitear

Esto significa que si regalar cestas es una costumbre de tu empresa, puedes desgravarlas dentro del impuesto sobre sociedades. Además, no es necesario que se refleje en el convenio colectivo del sector.

Ten en cuenta que, si por ejemplo, eres autónomo y recientemente has creado una sociedad, no podrás demostrar que tus obsequios navideños forman parte de las costumbres de tu empresa. Será a partir del segundo año cuando puedas avalar que tus regalos navideños son una tradición mantenida en el tiempo.

En todo caso, obsequiar a tus empleados con cestas de Navidad debe tratarse como una retribución en especie. Por tanto, debe quedar reflejado en la nómina.

Dudas resueltas para freelance y empresas: ¿Son deducibles los gastos de cestas de Navidad y cenas de empresa?

¿Puedo deducir el IVA?

Otro duda que suele presentarse entre los empresarios es si el IVA de esas cestas puede deducirse. En este caso la respuesta es negativa. La Ley del IVA afirma que no son deducibles las cuotas soportadas en la adquisición de bienes o servicios destinados a atenciones a clientes, asalariados o terceras personas.

Sin embargo, en la ley también se contempla que no tendrán esta consideración:

  • Las muestras gratuitas y los objetos publicitarios de poco valor (cuando no supere los 200€ por destinatario), o
  • Bienes destinados exclusivamente a ser objeto de entrega o cesión de uso, directamente o mediante transformación a título oneroso, que se destinen a atenciones a clientes, asalariados o terceras personas.

Resumiendo: si es una cesta con merchandasing de la propia empresa, el logo está visible y no supera la cantidad indicada, podrá deducirse el IVA.

¿Y para el empleado?

Cuando se recibe un regalo por parte de la empresa, y en concreto la cesta navideña, suele aceptarse sin más. Sin embargo, la Agencia Tributaria tiene mucho que decir sobre esta muestra de gratitud.

Las cestas de Navidad se consideran retribución en especie del trabajo. Clic para tuitear

En muchas ocasiones no se tiene en cuenta que los obsequios navideños son retribuciones en especie. Por tanto, si la empresa se deduce este gasto a efectos del impuesto de sociedades, debe quedar reflejado en la nómina del trabajador su valor estimado a precio de mercado. Esto significa que tendrá incluirse en la declaración de la renta.

¿Qué pasa con la cena de empresa?

Si decides celebrar la Navidad invitando a tu equipo a una buena comilona, estás de enhorabuena.

Al igual que con las cestas, las comidas de Navidad se consideran un gasto deducible (base imponible e IVA) en el impuesto de sociedades. Podrás deducir este gasto siempre y cuando forme parte de los usos y costumbres de la empresa.

Así que, si llevamos más de un año realizando este tipo de eventos y conservamos los justificantes, demostraremos que esta actividad forma parte de las costumbres de la empresa.

No es posible deducir el IVA de las cestas de Navidad ni de las cenas de empresa. Clic para tuitear

Sin embargo, si quieres deducir gastos en el IVA, tienes que tener en cuenta que el IVA soportado no va a ser deducible.

¿Qué opción es mejor?

Como ves, no hay una opción mejor que otra. Incluso hay quienes, invadidos por el espíritu navideño, premian a su equipo con ambos regalos.

Ahora ya sabes cómo tienes que actuar. Da lo mismo si eres una empresa consolidada o un freelance que acaba de crear una sociedad. Recuerda que si no quieres tener problemas con Hacienda debes:

  1. Llevar más de un año obsequiando a tu equipo con estos regalos.
  2. Conservar correctamente todos los justificantes para demostrar que forman parte de los usos y costumbres de tu empresa.

Y tú, ¿eres más de cestas de Navidad o de cenas? ¡Te espero en los comentarios!

Quizá también te interese...